El pequeño cementerio de Gallifa es uno de los pocos que tiene todas las sepulturas en el suelo, tradición más propia de mundo anglosajón que del continente.
Está situado junto a la iglesia y consta de dos recintos: uno de adjunto en el ábside y otro más grande, situado en el ángulo noreste del templo.
Desde el nuevo recinto y desde la fachada de la iglesia se puede disfrutar de una vista panorámica sobre el valle y el pequeño pueblo de Gallifa, situado a poca distancia.
Sant Pere y Sant Feliu es una iglesia románica de una nave con bóveda de cañón de piedra y cubierta de tejas árabes que ya aparece documentada por primera vez en el año 1060. Fue restaurada alrededor de 1930 por Camil Pallàs.

01-facana-esglesia

Fachada de la iglesia parroquial de Sant Pere i Sant Feliu.

02-cementiri-gallifa-entrada-inferior

Vista de la entrada al cementerio desde el camino que viene de la carretera BP-1241 a Sant Feliu de Codines.

03-recinte-baix-web

Vista del recinto principal desde la plaza de la iglesia.

04-vista-des-de-recinte-baix

Vista desde el recinto inferior i más grande del cementerio.

05-panorama-des-de-esglesia

Panorama desde la puerta de la iglesia.

06-vista-de-porta-entrada

Vista sobre el recinto superior, adjunto en el ábside de la iglesia.

07-vista-des-del-nord-est

Vista del recinto principal desde el noreste.

08-vista-general

Vista general desde el camino hacia el centro del pueblo.