El cementerio de Arenys de Mar es uno de los más conocidos de Cataluña, por la calidad de sus conjuntos artísticos y por haber sido nombrado en la obra de destacados escritores com Salvador Espriu, Fèlix Cucurull, Ferran de Pol o Josep Maria Miquel.

Este cementerio, situado en el monte de la Pietat, es un reflejo de la evolución de la  población misma, desde sus inicios como un pueblo marinero a un ejemplo destacado de la industrialización en los siglos XIX y XX. Los ‘indianos’ enriquecidos y transformados en industriales han dejado su imprenta en forma de obras de arte escultóricas y arquitectónicas creadas por el genio de artistas como Josep Llimona o Venanci Vallmitjana.

Entre las obras más destacada tenemos que nombrar la tumba del industrial corchero Andreu Guri i Sala, la de el ‘americano’ Anderu Lloberes, la del notario Carles Fontcuberta y la escultura ‘Record dels morts’ de Josep llimona

La vista desde la entrada de la calle Pietat ofrece una panorámica espléndida: al norte, el puerto con el edifició de Montcalvari, un poco más arriba la población de entre la que sobresalen los edificios históricos y al fondo la mole de la sierra del Montnegre. Al sur se aprecia Vall de Gata con su cala, la torre Dels Encantats y, en días claros, podemos ver la montaña de Montuic de Barcelona recortándose contra el horizonte.


 Vídeo gentileza del Ayuntamiento de Arenys de Mar

Referencias:

Acceso tradicional al cementerio des de la calle de la Pietat.

Un grupo de escolares escuchan las explicaciones del profesor sobre Salvador Espriu ante su tumba.

Detalle escultórico del panteón de la familia Bosch.

Sepulcro de Francesc Masseguer con una talla de marmol de Josep Llimona (1922).

 

Panteón dela familia Bosch, atribuido a Enric Sagnier. Hacia 1915